Los beneficios de la comida casera (Parte 1)


Los beneficios de la comida casera (Parte 1)

Vivimos en un día a día tan ajetreado que por el motivo que sea pocas veces tenemos tiempo para nosotros mismos. Y eso implica que no tenemos tiempo para comer bien, para descansar, para leer un buen libro o beber un café disfrutando de su sabor.

Cualquier persona que no pare en casa para comer al medio día sabrá que a veces no es tan fácil preparar un tupper el día anterior. O al menos no es fácil prepararse un tupper que no sea de una comida precocinada insana (una bolsa congelada de arroz tres delicias puede parecer muy sana hasta que miras las cifras de azúcares que tiene, las grasas, y te asustas.). Así que, lo que muchos terminan haciendo es picar lo primero que haya en el bar de abajo, pedir comida para llevar a la empresa y mal comer.

Y llegados a este punto es cuando queremos destacar que si vas a comer fuera de casa sí o sí lo ideal es intentar encontrar una alternativa que sea saludable. Algo que se asemeje a la comida que tú mismo podrías haber hecho el día anterior.

Hay 1 comentario

Add yours

1 + dieciseis =